Autoridades panameñas estudiarán presencia de explostivos en Isla Iguana

23 de Febrero de 2018 10:55pm
periodista
Autoridades panameñas estudiarán presencia de explostivos en Isla Iguana

El alcalde del municipio de Pedasí, Miguel Batista, informó que luego de una reunión con pescadores, miembros de la Cámara de Turismo y funcionarios del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente), se mostró 'el apoyo a realizar un estudio para sanear el área  y garantizar la seguridad de los visitantes en la Isla Iguana.

Batista señaló que, de no encontrarse artefactos explosivos en los lugares públicos durante la revisión que comenzó el jueves, se habilitará el ingreso de los turistas a partir de este fin de semana a la isla, hacia donde zarpan unas 12 lanchas diariamente, que sábados y domingos se incrementan a 20.

El alcalde encabezó una treintena de vecinos que vinieron hasta la sede de MiAmbiente, en la capital, para protestar por la situación de restricciones a los ingresos de pescadores y otros pobladores, quienes ofrecen excursiones a Isla Iguana, principalmente en esta época de pobre pesca en la zona.

El hallazgo de al menos dos bombas abandonadas sin detonar, que datan de la Segunda Guerra Mundial, desató alarmas y provocó, desde mediados de febrero, el cierre de la ínsula, donde el ambiente natural hechiza a los visitantes, que disfrutan de la contemplación de la vida silvestre.

Isla Iguana está a menos de cinco kilómetros al Este del extremo sur de la Península de Azuero, y además de sus playas vírgenes, es hábitat de miles de aves, iguanas, crustáceos y otras especies terrestres; también, en la barrera coralina que la rodea, hay abundante fauna marina.

El lugar es uno de los escogidos por las ballenas jorobadas para migrar temporalmente desde los polos para el apareamiento y reproducción, durante los inviernos polar y ártico, lo que su avistamiento en esas temporadas es otro de los atractivos turísticos de la zona.

Entre los años 1991 y 1992 se detonaron explosivos en el lugar, cuyas huellas se mantienen aún en varios cráteres visibles en parte de las 52 hectáreas de tierra firme, lejana a la franja canalera, donde el ejército de Estados Unidos tuvo bases durante casi un siglo.

En octubre pasado, el Comando Sur de Estados Unidos y la Policía Nacional de Panamá destruyeron ocho municiones químicas abandonadas por los militares norteños en la isla San José, al sur de esta capital, otro polígono de tiro de la época colonial, según información oficial.

San José es la segunda mayor del archipiélago de Las Perlas, ubicado en el Golfo de Panamá, a 80 kilómetros de la entrada del Canal por el Pacífico y tiene unos 44 kilómetros cuadrados de extensión, parte de la cual se explota actualmente para el turismo.

 

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.