Cacay la nuez colombiana que revoluciona el mundo

11 de Noviembre de 2014 10:26am
periodista
Cacay la nuez colombiana que revoluciona el mundo

Tras cinco años de trabajo dando a conocer las propiedades del cacay, una nuez que crece en los Llanos Orientales y en el Amazonas colombiano, la empresa colombiana Kahai no da abasto para suplir la demanda de sus clientes internacionales.

Hasta Alemania, Estados Unidos, Corea del Sur, Tailandia y Reino Unido llega la llamada nuez amazónica de Colombia, apetecida por sus propiedades nutricionales y de antienvejecimiento.

“Todas las empresas del mundo buscan en la innovación un valor agregado para sus productos, y para nosotros el éxito nació de la biodiversidad colombiana”, explicó Alberto Jaramillo, gerente general de la empresa.

María Claudia Lacouture, presidenta de Proexport Colombia, añadió que “además de la biodiversidad como una de las grandes ventajas competitivas para el sector cosméticos, la oferta se está fortaleciendo pues hay variedad y los empresarios están ajustando sus productos a las necesidades puntuales de los nichos de mercado”.

El más reciente logro de Kahai es una prueba de lo anterior. Incluyó una crema facial con aceite de cacay en los catálogos de la marca Nurse Jamie, preferida por actrices de Hollywood como Jennifer Love Hewitt y Kirsten Dunst. Su valor comercial está por los 300 dólares.

“Desde la conformación de la compañía hemos trabajado de la mano de Proexport Colombia en la búsqueda de clientes internacionales. Y tras nuestra participación en varias ferias internacionales conquistamos el mercado europeo y consolidamos la alianza con el CBI de Holanda, la agencia de cooperación de ese país”, agregó Jaramillo.

La demanda es tal, que un solo cliente en España les ofreció comprarles toda la producción que sacan de las 3.900 hectáreas cultivadas que tienen en el Amazonas y los Llanos Orientales.

Por eso, a través de un plan de reforestación de 5.000 hectáreas de bosque nativo, plantaciones comerciales y trabajo con familias campesinas en esas regiones, Kahai planea enfrentar un mercado que hoy demanda más de lo que puede producir.

Ya cuenta con 1.000 hectáreas del árbol en proceso de crecimiento y planean reforestar 4.000 más en los siguientes cinco años en territorios que fueros deforestados por el uso desmedido de la ganadería.

Paso a paso hacia el éxito

El primer paso, según Jaramillo, es conocer las características del producto. Si bien ya había estudios sobre las propiedades del cacay, en 2012 la empresa trabajó con un laboratorio alemán para profundizar en las bondades de la nuez.

Su investigación concluyó que pese a tener más proteína que la quinua y ser más sano que el aceite de oliva, tiene su mayor valor en la industria cosmética por sus propiedades de antienvejecimiento.

Los árboles de la nuez tradicionalmente se demoran entre 6 y 8 años en empezar a dar fruto y tienen una vida útil de aproximadamente 50 años, pero gracias a la labor investigativa de Kahai el tiempo de espera para la primera cosecha se ha reducido a la mitad.

Otro de los motivos de su éxito, explica el gerente de la empresa, es haberle dado prioridad a la búsqueda de mercados. “Quisimos promover responsablemente la producción, así que antes nos dimos a la tarea de identificar los mercados y su potencial”, afirmó.

Las nueces de cacay, que antes caían al piso, hoy son una oportunidad para los agricultores en el momento más difícil del año, pues su época de recolección se da en el verano.

En tan solo 5 años, Kahai ha emprendido lo que Alberto Jaramillo llama “el primer proyecto de biodiversidad a gran escala del país” y se perfila como una alternativa de producción sostenible para los campesinos del Amazonas y los Llanos Orientales de Colombia, y como una opción de expansión internacional para la industria colombiana de cosméticos.

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.