Faranda Hoteles se expande en el Caribe

08 de Abril de 2016 10:05pm
periodista
Faranda Hoteles se expande en el Caribe

Caribbean News Digital conversa con Carlos Fernández Hoyos Gerente de Ventas de Faranda Hotels y dueño del Grupo CELUISMA: “La compañía cuenta actualmente con 27 hoteles, distribuidos en España, Colombia, Venezuela, República Dominicana, México y Panamá. Estamos en proyecto de construcción: nuestro quinto hotel en Panamá, en el casco antiguo, y en Colombia construiremos nuestro octavo hotel en Barranquilla”.

¿Cuántos años hace que se fundó el grupo CELIUSMA?

El Grupo CELIUSMA se fundó en 1982 en Asturias, el origen de mi padre, donde se mantiene la oficina de manera simbólica como la oficina del grupo en Jijona. Ya lleva 34 años. La verdad es que el tiempo pasa rápido.

¿Cuántos hoteles tienen y dónde están situados?

Antes que todo, habría que mencionar que el Grupo CELUISMA en este último año ha tenido un giro de 180 grados, en el cual se ha hecho un rebranding de la compañía y ahora en vez de ser Grupo CELUISMA, por temas de marketing, hemos cambiado el nombre de la compañía a Faranda Hoteles. Dentro de Faranda Hoteles hay cuatro marcas, que son los By Faranda, hoteles cinco estrellas; Faranda Boutique, con hotelitos boutique; City House, hoteles de ciudad de tres y cuatro estrellas; y los Beach House, que serían resorts de playa All Inclusive. La compañía cuenta actualmente con 27 hoteles, distribuidos en España, Colombia, Venezuela, República Dominicana, México y Panamá. Estamos en proyecto de construcción: nuestro quinto hotel en Panamá, en el casco antiguo, y en Colombia construiremos nuestro octavo hotel en Barranquilla. Ambos serán hoteles boutique.

¿Dónde están ubicados sus hoteles en Colombia?

Tenemos tres hoteles en Cartagena de Indias, uno de los cuales es el Hotel Caribe, un hotel que es monumento nacional y patrimonio de la UNESCO. Tenemos otro hotel 4 estrellas en Barranquilla. Estamos construyendo nuestro segundo hotel en Barranquilla, un hotel boutique de 51 habitaciones. Tenemos otro hotel en Cúcuta, uno en Santa Marta y uno en Bogotá.                 

¿República Dominicana es un destino fuerte para ustedes?

Realmente nosotros entramos en República Dominicana hace once años. Tenemos hoteles en Puerto Plata, un hotel de 403 habitaciones, y otro hotel en Cabarete.   A día de hoy y gracias al gobierno que está haciendo un gran esfuerzo para sacarlo adelante, Puerto Plata no es nuestro principal destino, pero sí es nuestro principal destino a la hora de querer desarrollarlo. Estamos muy metidos en ese destino porque creemos que puede competir con Punta Cana, con todas las actividades que tiene y todo lo que da al turista.

¿Desde cuándo trabajan el mercado ruso?

Nosotros entramos en el mercado ruso hace siete años, cuando era el boom del mercado ruso, porque teníamos que tener en cuenta que aunque la gente piense que el ruso tiene mucho dinero, realmente el mercado ruso lleva abierto nueve años como máximo. No es un público que haya viajado durante toda su vida, es un público que lleva viajando nueve años y hace siete años era el boom. Todos los hoteles que teníamos en Cancún estaban llenos de rusos. Nuestros cuatro mejores clientes para el hotel de Madrid eran agencias rusas. En República Dominicana ocurría lo mismo. Desde hace cuatro años, con todo el problema de la devaluación, los problemas de Rusia tanto con Europa como con Latinoamérica, este mercado ha disminuido. Sin embargo, creemos que es un mercado que hay que seguir cultivando porque, gracias a eso, abrimos nuevos mercados y no lo concentramos todo en República Dominicana o México.     

¿Qué consideran que deberían hacer los destinos, los países, para apoyar la gestión del sector privado en mercados tan duros de trabajar como es el ruso?

Principalmente, la asistencia a exposiciones internacionales es muy importante, tanto a la feria MITT como a Leisure, en septiembre. El problema es que el mercado ruso es muy joven para nosotros. Hay que darle seguimiento en seminarios y conocimiento de los destinos. A un ruso le preguntas sobre Panamá y conoce el Canal y piensa que el resto es selva. Lo mismo ocurre cuando les preguntas sobre Colombia: mencionan a Bogotá y piensan que el resto es selva. Hay que dar a conocer esos destinos.

¿Inversión?

Inversión, quizás no tanto en publicidad porque así sola se queda en nada. Alguien ve una publicidad de Panamá en la calle y se queda ahí. Lo principal es la capacitación a agencias de operadores rusos para que ellos mismos sean los que vendan los destinos. ¿Consideras que es importante que un país abra una oficina de turismo en Rusia? Yo creo que sí porque tenemos el claro ejemplo de República Dominicana, que tiene su oficina de promoción turística aquí, aparte de la embajada. Todos conocemos que el problema de las embajadas es el cambio de gobierno. No es lo mismo con las oficinas turísticas. República Dominicana tiene oficina turística y podemos ver los resultados que tiene con el mercado ruso. Esta mañana estuvimos hablando con ellos y están cerrando diariamente operaciones chárter, tanto de Moscú como de San Petersburgo, hacia la República Dominicana.

¿De dónde surge el nombre de Faranda?

Faranda surge del apellido Fernández, que es apellido del fundador, y viene de la época de los germánicos. Surgió con la idea de darle un vuelco nuevo a la compañía, demostrar el cambio generacional que existe y segmentar nuestros hoteles en diferentes marcas, teniendo en cuenta los nuevos clientes que vienen y quieren productos diferenciados. No es lo mismo para nosotros un cliente de un Faranda Boutique que un cliente de un City House. Consideramos que son segmentos completamente diferentes y, por lo tanto, la publicidad y dirección de estos hoteles van en diferentes caminos.  

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.