Panamá pierde miles de hectáreas de bosques anualmente

31 de Enero de 2020 8:17pm
Redacción Excelencias News Panamá
deforestacion

La tala ilegal es la responsable de la acelerada deforestación en Panamá, donde se perdieron 56 mil hectáreas (ha) de bosques en los últimos siete años, informó este viernes el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente).

A ese ritmo, la selva húmeda tropical que cubre parte del territorio nacional cada año disminuyó en unas ocho mil ha, con afectaciones directas sobre la fauna y las precipitaciones, lo que obliga a incrementar la vigilancia y sanciones para enfrentar a quienes violan las regulaciones.

Un diagnóstico de MiAmbiente arrojó que en la central provincia de Veraguas y el entorno de la capital se concentra la mayor destrucción de la masa boscosa, seguida por la oriental Darién, donde existe la jungla de igual nombre que se extiende hasta Colombia y es una de las mayores del continente.

La evaluación precisó que hasta 2019, el Istmo contaba con un 65,4 de su territorio cubierto de tupidos bosques y otras tierras con amplia cobertura forestal, que a partir de ahora el Sistema Nacional de Monitoreo de Bosque Multipropósito mantendrá bajo vigilancia, al igual que todos los recursos naturales del país.

Durante la presentación del diagnóstico, el ministro de Ambiente, Milciades Concepción reconoció que antes de 2012 el ritmo anual de deforestación, causada principalmente por la tala ilegal, era de 10 mil 500 ha por año, lo que disminuyó, pero en los últimos siete se perdió el dos por ciento de los bosques.

En la parte norte de Veraguas la desaparición de las selvas es ocasionada por proyectos constructivos y la ganadería extensiva, aseveró, lo que obliga a la institución a mayores esfuerzos para detener esa tendencia.

Especialistas opinaron que concentrar la vigilancia sobre una zona del país hizo que se descuidaran otras, y Víctor Francisco Cadavid, director forestal de MiAmbiente, precisó que hasta ahora velaban mayormente la cobertura en el Arco Seco (central Península de Azuero) y Darién, mientras que en Veraguas la situación era más crítica, por ello el monitoreo será del territorio nacional.

Reconoció que los pueblos originarios cuidan dentro sus comarcas el 90 por ciento de las 125 áreas protegidas del país, por ello 'hay una deuda pendiente de un sistema integral de reconocimiento para aquellas personas, entidades, instituciones que están conservando y manejando adecuadamente el bosque y los recursos'.

Los siete países de Centroamérica, entre las fronteras con Colombia y México, conservan en conjunto solo el 22 por ciento de sus bosques, con una pérdida anual de 450 mil ha en el período 1990-1995, lo que obligó a promover un propósito subregional para detener la deforestación y elevar esa cobertura hasta 30 por ciento en el 2025.

Así surgió la iniciativa de Corredor Biológico Mesoamericano, respaldado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, con una visión del necesario balance del ecosistema, el cual interactúa más allá de los límites artificiales de las naciones.

 

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.